Receta de mantequilla de maní

La mantequilla de maní es un producto muy exquisito e infaltable en casa, ya que, es un snack ideal a media mañana o media tarde o sirve como complemento de un desayuno. Por eso, te traemos esta sencilla receta que puedes preparar en pocos minutos.

¿Cómo hacer mantequilla de maní?

Para preparar una deliciosa mantequilla de maní que puedas disfrutar en cualquier momento vas a necesitar maní y un poquito de aceite para darle una sustancia más cremosa, sin embargo, este no es obligatorio, pues el maní por sí solo tiene contenido graso.

Información Nutricional

🍽️ Plato: Salsa y Aderezos
🔪 Preparación: 15 minutos
🍲 Cocción: 5 minutos
🥣 Calorías: 400
👫 Raciones: 5 personas
🍳 Cocina: Chilena
😀 Autor: Recetas de Sopaipillas

Ingredientes

  • 1 kilo de maní tostado sin sal pelado.
  • 1 cucharadita de aceite.
  • ½ cucharadita de sal.
  • Azúcar, miel o edulcorante.

Preparación

  • Paso 1: Lo primero es tostar el maní, esto puedes hacerlo en el horno o en una sartén en la estufa.
  • Si escoges tostarlo en el horno, debes colocar el maní en una bandeja apta para horno y llevarlo a 176 °C durante 10 minutos o hasta que esté tostado. Remueve un poco los maníes cada 2 minutos para evitar que se quemen.
  • Si lo haces en la estufa, coloca el maní en una sartén amplia, de tal forma que no queden apilados sino haciendo una capa en el fondo del sartén. Tuéstalos a fuego bajo hasta que veas que empieza a soltar un poco de grasa.
  • En cuanto esté tostado, llévalo a un paño de cocina limpio, y con la ayuda de un uslero tritúralos un poco para poderlos procesar más fácilmente.
  • Paso 2: El siguiente paso es procesar el maní tostado, bien sea en la licuadora o en la procesadora de alimentos, más que la herramienta afecta la técnica que apliques.
  • Enciéndala a velocidad alta, agrégale la sal, el aceite y el endulzante que escogiste y muele todos los ingredientes haciendo pausas para remover todo con una espátula. De esta forma te aseguras que no quede ninguna parte entera.
  • Sabrás que está lista cuando obtengas una mezcla cremosa y de consistencia firme. No desesperes si parece que tarda, recuerda, es cuestión de técnica.
  • Paso 3: Una vez que esté lista, vierte la mezcla en un envase esterilizado (de preferencia de vidrio) y refrigera hasta cuando vayas a consumirla.

Quizás te podría interesar…..

Receta de Maní Confitado Chileno

Receta de malta con harina tostada

Receta de calugas de leche caseras

Recomendación

Puedes usar esta deliciosa mantequilla de maní para untar en panes, panqueques, galletas e incluso ¡frutas! De igual forma, puede ser un ingrediente en la elaboración de galletas (combinada con chocolate o cacao en polvo quedan muy buenas)

Se recomendamos que no congeles la mantequilla de maní, ya que, puede perder su textura cremosa.

¿Sabías qué?

La planta del maní es originaria de Centroamérica, por lo cual, se cree que su origen se remonta a las antiguas civilizaciones precolombinas, quienes ya preparaban esta rica crema para untar dándole por nombre mole, que quiere decir salsa.

La porción para un adulto con actividad física normal es de cucharadas por día, y al contrario de lo que se cree, el maní tostado es fuente de grasas saludables y de proteína. Esto sirve de ayuda para quienes están en dietas hipocalóricas, ya que, la mantequilla de maní da sensación de saciedad.

Recetas relacionadas

5/5 (1 Review)

Deja un comentario